Qué son las cerraduras magnéticas

Las cerraduras electromagnéticas cuentan con un dispositivo especial imantado que genera un cierre de la puerta liberando su apertura al cortar la corriente. Cuentan con un electroimán que es el encargado de proporcionar corriente eléctrica y crear un campo magnético.

Estas puertas cuentan con un imán capaz de atraer objetos metálicos perdiendo las propiedades magnéticas al cortar la corriente. Sigue leyendo

Coloca una cerradura en tu puerta

Te enseñaremos la forma correcta de instalar una cerradura en tu puerta. Como sabrás, gran parte de los robos que suceden en las casas suceden porque las cerraduras se encuentran mal colocadas, lo que genera que sean fáciles de abrir por los ladrones.

Si te animas podrás cambiar la cerradura tu mismo, sino puedes llamar a un cerrajero. El primer problema que puedes encontrar es que no sepas cual elegir de todas las que se venden en el mercado. Muchas veces la elección debe ser tomada en base a la puerta que tengas.

En el caso de una puerta exterior se pueden elegir cerraduras con mayor seguridad, además de agregar algún cerrojo. Existen diferentes tipos de cerraduras con pistillo.

También se puede elegir una que se bloquea internamente mediante una palanca, o se puede elegir una que cierra desde el interior con una llave.

Luego de haber elegido el tipo de bloqueo deberás elegir el estilo de derecha o izquierda. Esta elección dependerá del lado por el cual la puerta se abre.

Tendrás que asegurarte de tener todas las herramientas necesarias para su instalación, entre las herramientas encontraremos modelos básicos como un martillo, un destornillador, un cincel. Asegúrate de limpiar la superficie de las puertas y retira todo tipo de suciedad que pueda encontrarse.

Antes de comenzar con la instalación propiamente dicha deberás probar para ver si las nuevas esclusas caben dentro de los agujeros viejos. Si no lo hacen deberás agrandar el agujero ayudándote con un cincel. Para saber el tamaño adecuado podrás marcarlo en el área con un lápiz.

La mayoría de las cerraduras son muy fáciles de instalar, otras requieren ajustes especiales, recuerda que si se te complica podrás llamar a un profesional.

Foto | Flickr

Método Bumping

El Método Bumping es usado desde hace años por los cerrajeros para realizar la apertura de cerradura en el caso de que se hayan perdido las llaves o en situaciones de emergencia en las que se necesite abrir una puerta.

Es un método bastante sencillo de realizar, solo se necesita una llave que sea correctamente manipulada y cualquier objeto con el que golpear. Se estima que cerca del 90 por ciento de las cerraduras que existen en el mercado puede ser abierta mediante el método dumping.

Este método es llamado también como ramping, consiste en una forma de apertura de los cilindros en forma limpia, sin roturas, mediante la percusión de sus pitones por medio de llaves manipuladas, llamadas llaves bump. En este método se desplaza los pitones de manera simultánea mediante el golpeo de una llave con algún objeto contundente separando los pitones de los contrapitones y liberando el giro de la llave.

Como verás la técnica es fácil pero requiere de dos instrumentos: la llave bump y el elemento de percusión, además de algo de habilidad manual.

Foto | Flickr

Diferentes tipos de cerraduras

 

En nuestras casas debemos contar con un correcto sistema de cerradura en la entrada principal o en la portería (en el caso de que vivamos en un edificio o en apartamentos). Si buscas en el mercado encontrarás diferentes opciones, debemos tener en cuenta que las llaves mecánicas ya han dejado de existir en muchos casos.

Como consecuencia de los requerimientos de las diferentes viviendas, en especial en el caso de los edificios, se empezaron a instalar cerraduras con partes eléctricas o directamente con un funcionamiento totalmente eléctrico. Esto es como consecuencia al uso constante que le dan los vecinos, siendo la portería el único acceso de entrada y de salida.

En el mercado existen diferentes tipos de cerraduras que seguramente más de una se ajustará a tus necesidades. Las cerraduras eléctricas y electromecánicas pueden abrirse con solo presionar un botón desde el apartamento, son muy cómodas en los edificios de varios pisos. El sistema de cierre de estas cerraduras es directo y no necesita que la persona tenga que girar la llave, ya que emplea unos contactos eléctricos que hacen todo el trabajo. Por sus características mejora la calidad del edificio además de ahorrarle tiempo al propietario, evitando que tenga que bajar cada vez que suena el timbre.

Las cerraduras y bombines eléctricos son una de las alternativas más costosas que se encuentran en el mercado de las cerraduras pero el precio se justifica con la seguridad que brindan.

No queremos terminar este artículo sin mencionarte los sistemas de control de accesos. Se trata de llaves codificadas que permiten abrir con la misma llave la puerta de un piso, un espacio comunitario, el aparcamiento, pero permitiendo que cada uno de los vecinos solo puedan abrir su propia casa.

Foto | Flickr