Método Bumping (II)

Seguiremos hablando del método bumping, tan utilizado por los cerrajeros.

Sin tener el fin de crear una alarma es necesario que sepas que este método también puede ser usado por personas con fines delictivos. En la actualidad existen muchas formas de saber como llevar a cabo este método de manera detallas, además este método no solamente puede ser usado en cilindros de baja calidad sino también en los más costosos.

El 90 por ciento de los cilindros instalados en la actualidad pueden ser abiertos mediante el método bumping. Incluso se pueden encontrar máquinas que permiten crear llaves bump basándose en números que representan la profundidad de las distintas posiciones de pitones.

Contar con una de estas llaves puede acelerar el proceso de cortar las llaves en la posición exacta, aunque siempre existe la posibilidad de recurrir a procesos manuales.

Por otro lado, las llaves recién cortadas pueden ser copiadas con un equipo común para duplicar llaves, para lo que no es necesario contar con un blanco de llave para obtener una llave bump ya que todos los cortes de ésta se encuentran a la máxima profundidad.

Un dato muy preocupante es que la técnica casi no deja evidencia de su uso, ya que el cilindro no llega a sufrir roturas. Además la señala externa que se produce puede ser evitada.

Por esa razón, a excepción de las pequeñas mellas o deformaciones causadas por los impactos que se pueden realizar es sensato pensar que se toman las precauciones necesarios este método no deja rastro relevante.

En base a todas estas características en algunos países europeos las aseguradoras no brindan cobertura a las viviendas robadas por esta técnica, señalando que la falta de agresión o rotura de los elementos de acceso.

Foto | Flickr

Método Bumping

El Método Bumping es usado desde hace años por los cerrajeros para realizar la apertura de cerradura en el caso de que se hayan perdido las llaves o en situaciones de emergencia en las que se necesite abrir una puerta.

Es un método bastante sencillo de realizar, solo se necesita una llave que sea correctamente manipulada y cualquier objeto con el que golpear. Se estima que cerca del 90 por ciento de las cerraduras que existen en el mercado puede ser abierta mediante el método dumping.

Este método es llamado también como ramping, consiste en una forma de apertura de los cilindros en forma limpia, sin roturas, mediante la percusión de sus pitones por medio de llaves manipuladas, llamadas llaves bump. En este método se desplaza los pitones de manera simultánea mediante el golpeo de una llave con algún objeto contundente separando los pitones de los contrapitones y liberando el giro de la llave.

Como verás la técnica es fácil pero requiere de dos instrumentos: la llave bump y el elemento de percusión, además de algo de habilidad manual.

Foto | Flickr